El sexo-loco

Foro de análisis y debate de la cultura en general y todo lo que ella abarca. Compartiremos opiniones acerca de las diferentes culturas en todas partes del mundo.
Debatiremos también en este espacio todo lo relacionado al mundo literario, compartiremos todo tipo de reflexiones posturas y pensamientos.

El sexo-loco

Notapor JesúsRICART » Mar Feb 17, 2009 1:23 pm

El sexoloco. Del logos del placer a la degradación sexual.
Cuando las razones quedan desacreditadas y la Razón como instancia de resolución de conflictos no es suficiente, el sujeto humano desahuciado como gran humanista copa su universo sensorial como su único tesoro. Que queden al menos los besos y los placeres ya que los propósitos libertarios y el ideal modelo social dejan de estar de moda. Sea la que sea la vida que se viva se hace de la praxis más física del amor una de sus formas de confirmarla, sacándole el jugo que contiene y enfrentado otros sinsabores existenciales. El valor de la relación sexual para la distensión y la desneurotización está apoyado por la casuística y la experiencia. Se puede vivir sin practicar sexo, ciertamente, pero la elección voluntaria de esta opción por célibes y castos es tanto como privarse de una de las fuentes de placer, por o decir la más placentera, que la condición biológica de tener un cuerpo anatómico permite al ser humano. Pero el sexo no es solo placer, también es compenetración, acoplamiento, fusión, sinergia y la gestación de algo que se llama amor cuya definición pertenece al registro metafísico. O, no es que el sexo siempre genere amor ni una relación amorosa tiene porque llevar a él, pero su conexión es alta. No hay mayor desajuste entre dos compañeros de intimidad que la de no tener recolocadas y aclaradas sus posiciones sobre el amor en sí mismo y la erótica como algo distinto por muy próximo que sea escenificada.
La sociedad hedónica gira en torno a la seducción sexual de una forma permanente. La nueva remesa de videoclips proponiendo músicas se hacen acompañar por el seudoestriptease o la invitación excitante de los sentidos. Se hace espectáculo de todo: todo es pasarela y vitrina y e correspondencia los personajes callejeros hace de exhibicionistas con una interminable gestualidad de poses sugerentes. Detrás de cada oferta de consumo persiste la insinuación al placer. El placer en sí mismo no es negativo y es uno de los móviles existenciales. En el fondo de los actos biológicos básicos: comer, evacuar, dormir, beber, pasear o copular se espera una satisfacción de necesidades. Es una forma de llenar la sensación de vacío, más que el vacío mismo, que se experimenta corporal y psíquicamente. El placer forma parte de la lógica creativa de la vida. Su opuesto: la austeridad y su privación para complacer rigurosas normas monacales truca un placer corporal por otro de carácter autopunitivo. La vida natural es proclive a pasarlo bien en la medida en que eso sea posible pero por si esa tendencia natural a conseguirlo se le paraliza a alguien toda una sociedad instiga para hacer pasar el placer por su formato comercial. Es así que el sujeto se encuentra en la tesitura de estar continuamente relegando sus posibilidades personales de placer a los marcos que lo permiten (desde los clásicos salones de baile a los actualizados clubes de intercambios de parejas). La sociedad liberalizada de viejas formas opresivas con la vara del nacionalcatolicismo y otras religiones expertas en cilicios y azotes permitió la transgresión y la auto confirmación, el recuentro del individuo con su universo personal reprimido, la posibilidad de constituirse en sujeto libre y recargado de deseos dispuesto a la infracción. En el lugar de los catecismos y las reglas de obediencia empezaron a surgir los textos a favor de la insumisión, en lugar de los manuales de urbanidad se escribieron los de infracción (José Manuel Caballero Bonald es autor de Manual de infracciones, título que me habría gustado se me ocurriera a mí antes), en lugar de los certificados de buena conducta prevalecieron los currículos voluptuosos que maximizaron las experiencias personales. El parámetro de la intimidad dejó de ser u acceso único para un compromiso singular una sola vez e toda la vida para darle la oportunidad de su multiversión, su pluralidad. Todo lo que saliera fuera del sexo reglado, a escondidas y controlado por el cónyuge, pasará a ser a ser dictaminado como una sexualidad censurada y prohibida. Sigue habiendo países en que se muere por tener relaciones sexuales antes o fuera del matrimonio, Paralelamente la eclosión desvergonzada de los sentidos demostró que lo que mas placer da a la actividad sexual es su liberación de las normas. Se ha repetido hasta la saciedad que en el sexo vale todo a convivencia de las dos partes, sugiriendo por ese “todo” el sexo oral y el anal, pero también las simulaciones sadomaso, los juegos de grupo, los intercambios… El placer tiene su propia lógica que lleva a una dinámica de experimentación. El juego de la seducción tiene algo de la persuasión de los sentidos y la sumisión del otro a la propuesta o el deseo de que el otro le someta a uno. El mayor sexo de placer es el sexoloco que no se demora en remilgos o miedos. El peor invitado en una actividad sexual es la interferencia de los superyoes de cada cual preguntándose si lo que hacen está bien o no. Eso paraliza la libido y aborta el orgasmo.
En el campo sexual todo sería posible siempre y cuando concurriera una premisa innegociable: la aceptación y complacencia de las partes con la voluntad y la consciencia total para asumir cada detalle. De otro modo lo que para un partner es placer para el otro puede ser humillación o dolor o desprecio. La conexión en la intimidad pasa por la concordia en lo que significa para los que participan, Posiblemente quien tiene más claro el valor de la sexualidad, su función y sus para-qués, es la prostituta o el/la artista porno, que la desliga totalmente de otros parámetros (los sentimentales). Su registro pasa por el placer o como trabajo para ganar dinero. Para, todavía, una mayoría de parejas el acceso sexual al otro es tomado como un privilegio no compartido. Detrás de un maltratador hay una psique posesiva que no ha comprendido la libertad de cada individuo a su cuerpo y a lo que haga con él y con otros en su intimidad.
Resulta paradójico que en la sociedad más hedónica o que no para de invertir en su hedonismo siga produciéndose la patológica sexual o la degradación de su actividad. Las detenciones periódicas de pederastas o de consumidores de imágenes de pederastia (personalidades que puede hacer vida normal pero que encuentra su goce en sodomizaciones y dominios infantiles) indica que sí hay degradación humana en u tipo de actividad sexual totalmente reprobable. La pederastia implica el dominio del adulto del cuerpo infantil para la satisfacción erótica de aquel sin contemplar los agravios a los que le someten. Es una forma de vejación incluso cuando el rol infantil se preste a la sexualidad. El voyeur de todo eso con imágenes diferidas tiene una categoría distinta a la del pederasta en activo pero indirectamente la potencia y es cómplice. Es un enfermo que necesita una cura rigurosa. Toda personalidad inestable que lleva a la restricción de la libertad de los demás o a la ayuda directa o indirecta de aquellos que la restringen es susceptible de ser reeducada y corregida. Para los violadores reincidentes se ha dado la oportunidad de la castración química a su solicitud a cambio de reducciones de pena para ponerse a salvo de sí mismos. Esa opción es discutible. Lo que lleva a alguien a abusar sexualmente de otra persona no es sus hormonas sino una psique dominante degradada.
Tenemos como instancia biológica de partida el placer como uno de los nexos copulativos fundamentales con la vida. Tenemos una sociedad que premia el ludismo sexual. Tenemos la liberalización de las formas para una trasgresión de las rigideces históricas que han permitido más evolución personal. Tenemos una cultura ludens alternativa sin una felicidad consolidada (el hippismo fue una de sus versiones lo que tampoco significó ligar la obtención constante de placeres a la construcción de una sociedad basada en la justicia). Pero a pesar de todas esas premisas seguimos teniendo una casuística criminal de personalidades enfermas y –por lo que se demuestra estadísticamente- irrecuperables a las que reconducir conductualmente de tal modo que la sociedad quede a salvo de su selectividad reincidente. La sola idea de castrar a un varón para que no vuelva a cometer un atetado a la libertad de alguien injuriando a su cuerpo sugiere que todos los demás protocolos de evitación de ese acto han fallado. Sin embargo la castración tiene una larga historia en la cultura humana (eunucos, castrati y envidias: Longino, un gladiador romano fue castrado por tener un pene más largo que Calígula). Si bien otras castraciones para preservar la seguridad del castrado (en el caso de los harenes o para revalorarlos en el mercado de los esclavos) suponían un grave atentado a la condición masculina hacerlo en casos patológicos de tipos que no paran de dañar la integridad ajena no es tan terrible, mucho menos si esa perspectiva forma parte de una opción de libre elección de los reos.
La sola existencia de los violadores (y los pederastas no dejan de ser una variante, latente o activa, de ellos) demuestra los desajustes con la sexualidad lúdica y dentro de la cultura del placer. Algo que además tergiversa la noción de otras prácticas sexuales demonizadas (la llamada gerontofilia o el incesto o la misma paidofilia en su noción griega) que deben ser revisadas.
JesúsRICART
 
Mensajes: 68
Registrado: Mar Jun 03, 2008 10:14 pm

Re: El sexo-loco

Notapor OrsonWells » Mar Sep 20, 2016 7:27 am

Buenas, muy buena reflexión,

Para mi el porno ya sea en iPorno Videos XXX o en cualquier otro lugar es una manera de desinhibirse y relajarse un poco, pero la verdad es que hay un problema social y esque hay gente que interpreta y concibe el porno como si fuera la vida real, pero el caso es que son actores y actrices.

Un Saludo!!
Adicto a los vídeos porno de http://ipornovideosx.xxx y al porno gratis de http://ipornogratisx.xxx
OrsonWells
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Sep 20, 2016 7:20 am

Re: El sexo-loco

Notapor metokaloka » Mar Ene 10, 2017 10:22 am

hola, coincido buena reflexión.

para desahogarme suelo visitar un sitio porno muy molón, me toco todita y me mojo hasta quedarme relajada me encanta ver sexo oral mamadas y mucho sexo duro.

Coincido con orson que en el porno no nos tenemos que olvidar que es el trabajo de actores y actrices y tienen mucha gente por detrás.
disfruto el mejor porno gratis y videos porno del momento.
metokaloka
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Ene 10, 2017 9:36 am

Re: El sexo-loco

Notapor mariamanc3 » Dom Ene 15, 2017 1:17 am

La reflexión creo que es correcta. Pero no podemos evitarlo, a todos nos gusta el buen porno... y hoy en día está al alcance de todos, por lo que es de fácil acceso. Así que mejor vivir con ello :)
mariamanc3
 
Mensajes: 3
Registrado: Dom Ene 15, 2017 1:09 am

Re: El sexo-loco

Notapor pornospain » Mar Feb 14, 2017 1:19 am

Me encanta todo esto de los videos porno gratis y similar.
pornospain
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Feb 14, 2017 1:18 am

Re: El sexo-loco

Notapor morediaz » Sab Feb 18, 2017 3:48 pm

A mi me gusta tener como favoritos a MI PORNO XXX un sitio que realmente ha colmado mis expectativas.
morediaz
 
Mensajes: 4
Registrado: Sab Feb 18, 2017 3:46 pm


Volver a Cultura

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron