Pies de Página

Este es un espacio destinado al debate de todo tipo de obras. Los temas a debatir incluyen todas las perspectivas que se nos vayan ocurriendo, pero eso sí: prohibido revelar un final!!

Pies de Página

Notapor JesúsRICART » Jue Feb 19, 2009 12:23 pm

Los pies sirven para andar, los pies de página para resumir la andada. Los pies de página son lo mismo que los encabezamientos pero puestos en la parte inferior. Parece que lo que está al final de una página como leyenda repetitiva haya de tener menos valor que lo que esté en su encabezamiento. No es cierto, pero el habitante del cuerpo humano es víctima de su fisioneurología. El dueño de una anatomía es su residente carcelario cuando es incapaz de valorar los estímulos que recibe, uno a uno y por sí mismo, independientemente de sus contextos y de su orden de llegada. Esto no es cierto del todo pero sirve para llenar unas líneas iniciales a la idea vieja de que lo secundario puede ser lo principal que se oculta, lo posterior un lugar de desorden en relación a lo anterior, lo pequeño como lo hermoso frente a lo gigantesco y lo escueto como lo brillante ante la literatura compleja. El estudiante de letras emplazado a lecturas por requisitos de currículum rechinará ante una montaña de textos en los que no sabe por dónde empezar. Aseverada la tendencia de huída a los libros convertidos, por obra indecente de algunos docentes, en agresiones didácticas como si de ladrillazos se tratara. Como antídoto a sus pesadumbres y a las de cualquier lector hastiado en general las imprentas industriales y los montadores de textos se acostumbraron a entresacar en negritas o en recuadros las frases sinópticas de cada parte de texto o, incluso, de cada estrofa. A cualquier frase corta se le supone un costo intelectual, y de tiempo, menores que para textos largos que prácticamente sólo son admitidos en lectura con algunas garantías previas: reconocimiento del autor, fuente de datos que son necesarios o un compromiso de atención porque nos lo ha pedido su autor.
La verdad es que un pie de página es un pie y no tiene nada que ver con un encabezamiento, que suele enseñorear un título, un crédito, una denominación o un nombre propio. A diferencia del pie, aquel impone, éste propone. La cabeza es la que manda, los pies obedecen. Sin embargo el pie por su longitud puede decir más cosas. Tiene la oportunidad de ser una frase entera, mientras que la cabeza es antes que nada una imagen. Si en el cuerpo humano la cabeza es la que habla pero los pies los que ejecutan, en el cuerpo literario el título es una pretensión mientras que el pie de página dice su manera.
Los textos escuetos de una línea o poco más son la aventura sinóptica que rivaliza con los aforismos en el arte de lo efímero.
Las frases indicativas u oraciones pulso pueden ser dos cosas, notas al pie, absolutamente indispensables para citar notas, autores y certificar las fuentes, o una leyenda de tipo fijo que se repite una página tras otra a lo largo de un libro, un texto o un magazine. Aquí me refiero sólo a este tipo de pies. Son los pies de un obrero intelectual, metido en letras porque se escapó de las máquinas industriales y de las cadenas de montajes de las grandes empresas. Entre ruidos fabriles no hay poesía, aunque en sus primeras imaginerías pueda haber arte. Fue necesario ir a buscarla en las fábulas arcadianas, en los lechos amorosos, en el sonido de una guitarra española, en las citas conspiratrices o en las grupas de un caballo alado. Pegaso se había configurado con la sangre de Medusa, muerta por Perseo, que lo tomó por cabalgadura hasta que fue capturado por Belerofonte victorioso contra Quimera, hasta que el ataque de un tábano hizo que echara a su jinete muriendo en la caída. Libre de dueño, por el momento, Pegaso voló hasta el cielo para caer al servicio de Zeus, lo cual no le quitó poder simbólico para inspirar a los poetas de su tiempo que relacionaron al caballo deífico con las musas inspiratrices.
Los pies son el principio de realidad. Son los primeros que soportan el cuerpo y los avatares del camino, los primeros que necesitan las delicias de un baño en una jofaina de agua. Son los pies que más contactan con el suelo los que informan al resto del cuerpo y a los demás informan de este. Los pies son modelados por los pasos y los pasos son resueltos por aquellos. Los pies de página concentran las aventuras literarias en marcha y son ecos del los capítulos a los que pertenecen.
Pies de página es un libro abierto que se me ha hecho en las manos sin darme cuenta. Es un dosier en crecimiento al que voy añadiendo frases cortas que ni siquiera pretenden ser aforismos ni demostrativos. Son secuencias verbales breves para entretener el tiempo y captar la mirada. Para dar pistas sobre hablas más complejas o meditaciones más extensas.
Soy un defensor de la palabra por encima de cualquier acto forzado. La palabra es una acción suave que conquista la atención si tiene capacidad seductiva. No todas las palabras tienen que ser legítimas en sus predicados para conseguir tal impacto, puesto que hay toda clase de dimensiones perceptivas y de públicos dispuestos a tragar lo que sea. Pero el objetivo de validar un texto no pasa tanto por encontrar una cierta cota de admisibilidad en un público que no lo rechace ni menos aún en proponerlo como modelo de estilo o forma expresiva. Tener un modelo literario con el que escribir o un máster conceptual al que seguir significaría el fin de muchas pesadumbres aunque también el fin de la indagación y el espíritu de encuentro con los fuegos de la tierra. Es posible encontrar pareados entre escritor y referente histórico, que lo haya antecedido, como el de Edward W. Said con Giambattista Vico, filósofo que vivió en Nápoles de mediados del XVII, del que declaró que era su principal modelo intelectual. La frase para ser dicha no necesita maestro ni modelo sintáctico. Puede comportarse como la nota escueta que es pasada con urgencia sin más propósito que convertirla en un afirmación serena, lo cual no es poco, y en una provocación consciente, lo cual anima a la fiesta de las letras y a quienes se han apuntado a ella, sin excluir a polizones y fulibusteros.
JesúsRICART
 
Mensajes: 68
Registrado: Mar Jun 03, 2008 10:14 pm

Volver a Sobre obras

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados

cron